5 Competencias TOP tras el cáncer

A lo largo de mi carrera profesional, he participado en proyectos de definición de competencias técnicas, directivas y transversales, y en evaluaciones de desempeño basadas en esas definiciones generales por niveles de competencia, como herramienta objetiva, alineada con los procesos de selección, formación, y promoción de la organización.

Muchas empresas identifican las competencias claves que sus colaboradores deben de desarrollar por puesto de trabajo.

Algunas de estas competencias, siempre se repiten. Al final nos dediquemos a lo que nos dediquemos, algunas competencias son comunes en muchos ámbitos laborales y más en el momento que vivimos.

Estas competencias a las que me refiero son las que están relacionadas con el desarrollo de la Inteligencia Emocional, que tiene un peso cada vez mayor a la hora de adaptarse con éxito a un proyecto laboral por cuenta ajena, profesional o de emprendimiento.

Precisamente los supervivientes de cáncer en activo, aunque existan algunas limitaciones físicas si es que existen, podemos aportar mucho ya que hemos afrontado el reto seguramente más importante de nuestra vida, un reto que nos obligó por fuerza a dar lo mejor de nosotros mismos en un contexto extremadamente adverso, hostil, desarrollando aun más cualidades de inteligencia emocional muy valiosas para la vida en general y para el mundo laboral.

He identificado y seleccionado “5 Competencias personales y sociales” relacionados con la inteligencia emocional, de valor para cualquier reto laboral, profesional o de emprendimiento.

Tolerancia a la Frustración:

Cuantas veces se habla de esta competencia en el mundo laboral en mercados exigentes, competitivos, directivos, desarrollo de negocio, etc.

Una de las ventajas de haber pasado por un proceso de cáncer es que aprendemos  a Acepar lo que no nos gusta, lo que nos desanima, lo que nos desespera y ponemos en práctica la capacidad de sobreponernos a las circunstancias negativas y auto motivarnos para seguir adelante a pesar de la adversidad o dificultades que nos encontremos en el camino.

Auto control y gestión del estrés:

En el mundo laboral, es la habilidad para trabajar con eficacia en situaciones de presión por plazos, desacuerdos, oposición, estrés, altas exigencias o demandas de terceros manteniendo altos niveles de desempeño y gestionando hábilmente las emociones personales, controlando las emociones y reacciones negativas.

No hay mayor presión qué una mala noticia como la del diagnóstico, afrontar los tratamientos, operaciones, revisiones, etc. Hemos soportado tal carga emocional negativa, que nos hace más fuertes para gestionar emocionalmente las situaciones agobiantes laborales.

Por otro lado, somos mucho más conscientes de la importancia de no dejarse llevar por las presiones del entorno, para cuidarnos a nosotros mismos, y esto nos va dar más perspectiva, a la hora de frenar nuestros impulsos, no reaccionar inmediatamente ante la urgencia, mirar para otro lado si hace falta, poner limites, decir que NO.

Resiliencia:

Esta cualidad tiene un peso muy importante en un proceso de recuperación de un cáncer hasta una normalización total o casi total del estado general de salud, incluso para todo lo que viene después en la segunda parte de nuestra vida.

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona de recuperarse a la adversidad y sobreponerse a dichas circunstancias difíciles para seguir proyectando el futuro, aprender de él y recuperar la normalidad.

Las situaciones muy adversas, permiten desarrollar recursos que pueden estar latentes en nosotros y que no se habían puesto tan de manifiesto antes y al cabo del tiempo somos mucho más conscientes de que tenemos mucho más recursos de lo que pensábamos.

Actitud Positiva:

Vivimos rodeados de mensajes sobre Actitud, y uno de ellos es sobre la “Actitud positiva” como lema para gestionar nuestra vida en todos los ámbitos.

Cuando estamos enfermos, nos tenemos y debemos permitir pasar momentos malos, y muy malos, sin negar las emociones negativas que afloren en esos momentos, pero al final, darle la vuelta a lo negativo y centrarnos en lo positivo, es una actitud ante la vida y todos los expertos en Psicología Positiva, y sus divulgadores son un referente en el mundo actual.

Centrándome en el aprendizaje de la experiencia de cáncer ¿en qué se traduce esta actitud positiva?

Se traduce en relativizar los problemas,  hemos pasado por un drama y un drama que ha puesto en riesgo nuestra vida.  Esto nos da una nueva perspectiva, no todo es Importante, y seguro vamos a agradecer todo lo que funciona a nuestro alrededor sin enfocarnos tanto en lo que no funciona. 

Con esto no quiero decir que nos volvamos unos/as “pasotas”, eso no, se trata de administrar nuestra energía de forma mucho más positiva y eficaz en nuestro día a día.

Empatía:

Se habla tanto de la Empatía, que no quiero repetirme mucho y voy a destacar aspectos relevantes como mujer, profesional y superviviente de cáncer.

A partir de la expresión tan conocida y significativa ” ponerte en la piel o en los zapatos del otro”, decir que la Empatía es la capacidad de percibir las necesidades emocionales, y sentimientos de los demás.

Siempre me ha interesado mucho este complejo concepto y más desde mi experiencia como paciente de cáncer, proceso en el que pude comprobar directamente qué importante es en el ámbito medico tener en cuenta al paciente desde el punto de vista de la Empatía, algo que profundizaré en otras publicaciones.

Demostrar Empatía, no significa sentir lo mismo que los demás, o dejarte llevar por sus sentimientos, o perder de vista quienes somos y que necesitamos nosotros/as , significa ser capaz de entender otra perspectiva distinta a la nuestra propia, interesarnos, saber identificar las necesidades del otro, ” qué está pasando al otro lado de la mesa”, ser considerado/a con “ese otro lado” y reaccionar y actuar en consecuencia, adaptándonos al contexto.

Por eso, en situaciones complejas, y adversas, no es tan fácil demostrar Empatía siempre, incluso para el que tiene ese “radar social”, porque requiere gestionar de forma equilibrada nuestras emociones, teniendo en cuenta además, las emociones y deseos de la otra persona/s.

A nivel laboral la Empatía, sirve para comprender a los demás, (compañeros, jefes, clientes internos y externos, y colaboradores), orientar los servicios, ayudar a los demás a desarrollarse, aprovechar la diversidad, y a tener conciencia social de una organización. Por ello es tan importante, la experiencia, la formación y la práctica en este sentido.

Qué importante es entender lo que pasa a tu alrededor y poder reaccionar en consecuencia.

Liderazgo:

No es fácil auto motivarse, movilizarse a la acción a uno mismo, mantener la ilusión, generar oportunidades, o ser proactivo, cuando uno no tiene salud o un impedimento físico grave.

Los supervivientes de cáncer, hemos liderado nuestra “vida en Paréntesis”, a la vez que hemos seguido el proceso médico, pruebas, tratamientos, ingresos en el hospital, etc., “una vida de contrastes” como yo la llamo, fuera de las rutinas a las que estábamos acostumbrados.

Con iniciativa, y confianza, hemos dado forma cada uno, a una nueva vida de pacientes, aprovechando, sin dejarnos vencer por la apatía, la pereza, o la desesperación, a realizar diversas actividades enriquecedoras y de valor, dentro de nuestras posibilidades y según nuestras preferencias,  a generar  nuevas rutinas, o hábitos, a aprender sobre alimentación, ejercicio físico etc., construyendo nuestro mundo cotidiano con dos objetivos, recuperarnos y mientras tanto vivir con la mayor calidad de vida posible y aprender en el camino.

Somos los líderes emocionales de nuestro proceso de recuperación y reincorporación a la vida social y laboral, con la guía de nuestros médicos, el soporte de soporte de nuestra familia y amigos, y en ocasiones con ayuda de terapeutas, u otros especialistas.

Muchos supervivientes, incluso pacientes crónicos de Cáncer, aportan su experiencia en beneficio de otras personas, empresas, o proyectos, y tú puedes ser uno de ellos/as.

Cómo siempre, gracias por leerme y anímate a escribirme o hacer comentarios.

Feliz descanso de Semana Santa.

Entradas relacionadas

AUTO CONOCIMIENTO Y ENTORNO EXTERNO

Como no separarte de tus metas y priorizar lo Importante y Urgente.

Hábitos de Felicidad

Empleabilidad tras el cáncer

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.